Nací luchando

Antes de nacer, la comadrona predijo que Amaya Valdemoro sería niño porque no encontraba los latidos de su corazón… No había cumplido el año cuando una enfermedad conocida como púrpura la situó a dos horas de la muerte… A punto estuvo de perder un pie tras un accidente de moto con su padre…

Amaya Valdemoro posee todos los récords imaginables en el baloncesto español, tanto masculino como femenino. Sus 258 internacionalidades subrayan la solidez de la carrera de esta mujer que ha sido la mejor en su deporte y hoy es un mito que quiere ser madre.

Fotografía de cubierta: © Esteban Palazuelos.